¿Qué es el AOVE y para qué utilizarlo en la cocina?

ACEITE DE OLIVA

El acrónimo AOVE se utiliza para denominar al Aceite de Oliva Virgen Extra. Este aceite de origen vegetal representa un ingrediente principal en la gastronomía internacional, pero también, para la salud integral.    

Esto debido a que el aceite de oliva, gracias a su consumo, aporta muchos beneficios para la salud. Tales como la protección contra la inflamación, el estrés oxidativo y el riesgo cardiovascular a consecuencia del envejecimiento. Veamos para que utilizarlo en la cocina.

Entonces, se trata nada más y nada menos del zumo que se extrae de las aceitunas de mayor calidad. Aunque en la actualidad este acrónimo resulta cada vez más conocido, este ingrediente solo lo usaban los profesionales expertos de la gastronomía. Sobre todo, en la cocina mediterránea.

Ahora bien, para que este aceite pueda realmente considerarse como autentico virgen extra, debe cumplir con un riguroso proceso de producción. Asi como también, el cultivo de la aceituna debe ajustarse a estrictos estándares hasta el producto final. Lo que permite que el AOVE se distinga en calidad y sabor a otro tipo de aceites vegetales.

Siglas EVOO en inglés, sinónimo de AOVE

Esta tendencia hace referencia a la forma extendida en Estados Unidos para dirigirse a este tipo de aceite. En ingles, las siglas EVOO significan Extra Virgin Olive Oil. En la actualidad, es comúnmente utilizada no solo por los expertos sino también entre los consumidores en general.

¿Cómo saber si es un AOVE de calidad?

Ahora bien, hay que aclarar que existe una diferencia entre aceite de oliva virgen y aceite de oliva virgen extra. En general, se trata de aceite de oliva virgen extra, cuando se logra una acidez inferior o igual a 0,8 grados.

Luego, hay que tener en cuenta de que para lograr un AOVE de calidad, es importante considerar importantes aspectos asociados a la fecha y el tipo de procesamiento. Principalmente, se debe tener en cuenta de que se trata de un producto certificado.  

Esta certificación debe estar claramente especificada en el packaging del AOVE. Por lo tanto, para distinguir un AVOE de buena calidad, se deben considerar los siguientes aspectos:

  • El grado de acidez: siendo esta una de las cualidades principales que distinguen a un AOVE de calidad. La cual viene determinada en función de las cantidades de ácidos grasos libres que contiene. En términos sencillos, no tiene nada que ver ni con su sabor ni con la intensidad. Cuanto mayor es el porcentaje de ácidos que contiene, menor será la calidad. Por lo tanto, como ya hemos comentado, un AOVE de gran calidad no puede superar los 0,8º de acidez.
  • El procesamiento en frio de un AVOE es otro factor clave de calidad. Por lo tanto, será necesario verificar que se haya procesado a una temperatura no mayor a 27ºC.
  • Otro elemento de impacto está vinculado a la fecha de la cosecha de la aceituna, la cual no debe ser superior al año. Es decir, que un AOVE de será de mayor calidad cuanto más reciente sea su cosecha.
  • También es muy importante que en la etiqueta se indique con claridad la denominación de origen. Un indicador de su calidad es que el AOVE haya sido envasado en el mismo lugar donde se cosecha la aceituna.
  • El color del AOVE no es tan importante como su transparencia. Un AOVE de calidad no debe tener un aspecto turbio en su consistencia.
  • El envase también es un aspecto muy importante, dada que debe cumplir a cabalidad la función protectora evitando el contacto del contenido con el aire, la luz y la temperatura. Se recomienda comprar un AOVE envasado en cristal oscuro y no en envases de plástico.

Por supuesto, al comprar un AOVE que se presume de calidad, hay que verificar que tenga el sello correspondiente de garantía.

Cuál es el proceso de obtención y elaboración del AOVE

En resumen, los factores clave que certifican un AOVE de gran calidad, están asociados principalmente a la cosecha como materia prima y el proceso de producción.

Por lo tanto, si bien en el cultivo de la aceituna, el tiempo de cosecha comienza en otoño.  Es fundamental que la recogida sea realizada en el mejor punto de maduración, es decir, de una aceituna sana y sin ningún tipo de desperfectos.

Seguidamente, las aceitunas pasan por la almazara, donde son limpiadas y separadas de hojas y malezas. Este es un proceso que no debe tomar mucho tiempo, con la intención de evitar que se pierdan importantes propiedades de la aceituna.

En la última etapa, que describe el proceso de trituración y prensado, desde donde se obtiene el aceite, este se realiza mediante procesos mecánicos. Al mismo tiempo, hay que cuidar cuidadosamente la temperatura ideal. Lo que permite garantizar un producto final de calidad.

Cómo utilizar el AVOE en la cocina

Por supuesto que El AOVE se ha convertido en un ingrediente fundamental en la cocina. Esto debido a que tiene multitud de usos versátiles, solo con el aporte del gusto exquisito que brinda en todas las preparaciones. Sobre todo, en los platos de la gastronomía mediterránea.

Sin duda que uno de los usos más populares del AVOE es para aderezar ensaladas y platos crudos o fríos. Siendo esta una de sus funciones principales. Con tan solo una cucharada, dependiendo de la cantidad y proporciones, puede ser más que suficiente para lograr un sabor distintivo y sencillamente delicioso.

El AOVE también se utiliza para adobar carnes y pescados, para que el producto adquiera todo su sabor y resalte en su cocción. Aunque hay que destacar que además también se emplea frecuentemente en diferentes formas de preparación tales como para el salteado, estofado, para rehogar, asar, confitar, freír, escabechar, conservar y emulsionar.

Este es un aceite de sabor exquisito, y muy versátil. Por lo que no resulta extraño que esté presente en infinidad de platos y combinaciones, desde pan con aceite y tomate, hasta una tortilla de patatas, un buen guiso, un corte de carne, un pescado, y hasta en la preparación de postres.

Agregar AOVE en la repostería, suaviza la masa favoreciendo el horneado de bizcochos y galletas, brownies, tarta de ricota y arándanos, zanahorias, crumble de manzana, entre muchas otras dulces preparaciones.

En general, se recomienda consumir hasta 3 cucharadas de AOVE al día. Sin   embargo, y para reducir el consumo de grasas, una opción está en cocinar con poco aceite.

Por otro lado, el AOVE representa un ingrediente con una serie de beneficios para la salud integral de nuestro organismo, por lo que su consumo en la dieta diaria está altamente recomendado.

Cuáles son las propiedades y beneficios del AOVE

Gracias a su valor nutricional, son indiscutibles los beneficios del AOVE, lo que además le agrega un mayor valor al consumo y usos en la cocina. Entre los beneficios que proporciona el consumo del AOVE, destacan la prevención de enfermedades cardiovasculares, el fortalecimiento del sistema inmunológico, como coadyuvante en los procesos digestivos, y en la prevención de la diabetes tipo II.

Adicionalmente, ayuda a prevenir el deterioro cognitivo del cerebro, en el fortalecimiento del sistema óseo, como un potente analgésico para el dolor en articulaciones, y es un gran aliado para mantener el aspecto saludable de piel y cabello.

Comparte ahora:

Carrito de compra
Call Now Button